Volar: una forma de mantener los pies en la tierra

La experiencia de pilotear una avioneta

 

Parece algo inalcanzable pero no lo es. Sólo hace falta determinación y ganas de aprender manejar esas máquinas que permiten ver la tierra desde arriba.

Por Lucas Schneider

Desde el nacimiento de la raza humana, volar fue una idea casi inalcanzable. Pero con la llegada de los hermanos Wilbur y Orville Wright, los padres de la aviación, este sueño se hizo un día realidad. Más de un siglo ha pasado desde el despegue de la primera aeronave primitiva y gracias a ellos podemos ver las maravillas de la ingeniería moderna.

Los 747, 737, 787 son algunas de las máquinas que dominan los cielos desde hace más de 100 años los cielos. Pero una cosa es viajar como turista en primera clase o en económica en esos monstruos del aire, y otra muy diferente es pilotearlos o, cómo se dice, volarlos. Seguir leyendo